Monday, April 29, 2013

Unidad IV Escenario Economico

 

Escenario Económico




 

4.1 economía y diversidad económica

 



La economía es la ciencia social que estudia la forma en que las sociedades asignan sus recursos escasos a la producción de los bienes y servicios que van a satisfacer sus necesidades

 

 

Sistemas de producción

 

El enfoque del sistema de producción que asume las funciones de oferta y demanda como fundamentos para su explicación es, de suyo, un sistema de mercado explica el sistema de mercado organizado y coordina las actividades humanas no través de planificación están, sino mediante las interacciones mutuas de los compradores y vendedores.

 

Economía global frente a economía local

 

No es ocioso pensar que la economía global es, sobre todo un sistema cuya complejidad se definen por eslabonamiento de las relaciones entre las naciones mediante los acuerdos comerciales el flujo de bienes, y servicios e información. Desde la perspectiva geográfica se recomienda pensar en los efectos que estas elecciones propicia sobre todo en las disposiciones espaciales de los servicios, de surgimiento de nuevas actividades económicas y las amenazas a las que se exponen las economías tradicionales.

 

Obsolecencia planificada y percibida

 

Los mecanismos del mercado inducen a que los consumos sean cada vez mas insostenibles. La suma de productos que genera el capital  industrial incluye vestidos, televisores, casas, automóviles, lavadoras, relojes, etc.

 

Todo lo anterior se enmarca  en un principio de absolencia planificada, que se explica como el proceso por el cual un producto se diseña con el propósito de que se vuelva obsoleto en el menor tiempo posible y el consumir deba comprar otro en ese tiempo breve.

 
Valoración económica de servicios ambientales


Los estudios de las ciencias económicas, en particular quienes estudian la economía  del bienestar y que la relacción con las ciencias ambientales, consideran a la degradación ambiental como un caso particular del fracaso del mercado.

Que hace que el estudio de la economía sea una búsqueda científica?

Al igual que las ciencias físicas, la economía se define por su confrontación sistemática de la teoría por la evidencia / datos.

Es decir, sólo se puede validar en particular las teorías económicas al ver cómo el mundo funciona realmente y la compilación de evidencia para apoyar nuestras teorías.

Esta mentalidad es importante en nuestro esfuerzo por incorporar el desarrollo sostenible en los sistemas económicos.

De esta manera cuando nos encontramos con las teorías sobre la mejor manera de lograr la sostenibilidad, y que podamos probar estas teorías y ya sea de apoyo / refutar ellos basados en la evidencia que se nos presenta.

Si tuviéramos que mirar a todos los conductores de la economía de un país, estaríamos viendo un sistema muy complejo compuesto por millones de pequeñas interacciones cotidianas.

Por ejemplo, su decisión de comprar un paquete de chicles de la tienda es una actividad económica, que está utilizando el dinero que has ganado para comprar un bien en particular.

El dueño de la tienda le compró la goma de mascar que hace dinero a través de múltiples compras que se producen en su tienda, por lo que también puede generar vida.

Se reinvierte los ingresos obtenidos por la venta de bienes a comprar más productos, por lo que puede generar más dinero en las transacciones futuras.

Sin embargo, la goma probablemente llegó a un mayor número de paquetes a través de camiones, que llegó a un puerto de mar en algún lugar.

Eventualmente, podemos rastrear ese paquete de chicles, desde donde fue fabricado y donde los ingredientes de procedencia.

Por lo tanto, el simple hecho de comprar un paquete de chicles refleja las actividades mucho más grande que ocurre en un país.

Es la acumulación de estos pequeños (y grandes) interacciones que constituyen la economía de un país.

 

 
 


4.2 sistemas de producción (oferta y demanda)

 


Un sistema de producción es aquel sistema que proporciona una estructura que agiliza la descripción, ejecución y el planteamiento de un proceso industrial. Estos sistemas son los responsables de la producción de bienes y servicios en las organizaciones. Los administradores de operaciones toman decisiones que se relacionan con la función de operaciones y los sistemas de transformación que se emplean. De la misma manera los sistemas de producción tienen la capacidad de involucrar las actividades y tareas diarias de adquisición y consumo de recursos. Estos son sistemas que utilizan los gerentes de primera línea dada la relevancia que tienen como factor de decisión empresarial. El análisis de este sistema permite familiarizarse de una forma más eficiente con las condiciones en que se encuentra la empresa en referencia al sistema productivo que se emplea.

Clasificación de sistemas de producción
Los sistemas de producción se clasifican de la siguiente forma:

a) Físicos y abstractos.

b) Naturales y elaborados.

c) Abiertos y cerrados.

d) Técnicos y civiles o sociales.

e) Por proceso.

Sistemas físicos y abstractos.

Físicos: Son aquellos sistemas que existen físicamente.

Abstractos: Son aquellos que solo existen en forma conceptual o en la mente de alguien.

Naturales y elaborados.

Los naturales: Son aquellos elaborados por la naturaleza.

Los elaborados: Por el hombre.

Técnicos y civiles o sociales.

Los sistemas técnicos: Son los que integran y aplican la tecnología para alcanzar una meta.

Los sistemas civiles o sociales: Tienen como finalidad la satisfacción de un objetivo social.

Abiertos y cerrados.

Abiertos: Son aquellos donde es muy difícil predecir su comportamiento. La retroalimentación existente no es controlable y en algunos casos es subjetivo (el organismo del cuerpo humano).

Sistemas cerrados: Son aquellos que tienen objetivos, insumos, productos y relaciones claramente determinados por lo que el control, retroalimentación y pronóstico pueden ser establecidos de manera precisa y objetiva.

El sistema de producción se refiere a todas las funciones necesarias para el diseño, producción y distribución de un producto en particular.

Por ejemplo, la producción de un coche puede ser rastreada hasta el final de la etapa de diseño en los laboratorios, a la fase de producción en las fábricas, a la etapa de distribución, donde los fabricantes de coches venden sus vehículos al concesionario.

Cuando estamos ante un sistema de producción, estamos viendo todos los procesos que entran en juego para llevar un producto a el mercado.

Antes del siglo 20, la mayoría de los sistemas de producción se llevaron a cabo dentro de la nación.

La mayor parte de los recursos se extrajeron en el país de origen, y enviados a la fábrica para la fabricación, y luego se venden a los consumidores en ese país.

Sin embargo, en el siglo 20, los avances en la tecnología del transporte (por ejemplo, trenes de alta velocidad, camiones y aviones) significa que el mundo se convirtió en cada vez más conectado, y el costo de ir de un extremo del mundo a la otra bajo drásticamente.

Como resultado, la gente empezó a viajar más fácilmente entre diferentes lugares, diferentes poblaciones interactúan más entre sí y llegó a ser factible para las empresas llevar a cabo sus negocios en más de un país.

Por lo tanto, los sistemas de producción cada vez han adquirido un carácter más global, ya que las fases de la producción de un producto a menudo tienen lugar en numerosos países.

Por ejemplo, los metales se obtienen a menudo en lugares como África y luego se envían a China, donde se conviertenn en chips electrónicos.

Estos chips son enviados a los Estados Unidos, donde se agregan estos chips en computadoras. Por lo tanto, el sistema de producción de un ordenador personal incluye más de un país.

Sin embargo, hay numerosas influencias sobre los sistemas de producción.

Algunas de las mayores influencias sobre la producción son las leyes de la oferta y la demanda.

Suministro hace referencia a la cantidad de un producto en particular que se produce mientras que la demanda se refiere a la cantidad de productos que los consumidores están dispuestos a comprar a un precio determinado.

El precio de equilibrio es un reflejo de la relación entre la oferta y la demanda, es el precio al cual la cantidad demandada de un producto en particular es igual a la cantidad ofrecida.

Hay cuatro leyes fundamentales de la oferta y la demanda:

El aumento de la demanda provocan un aumento en el precio de equilibrio y la cantidad de un producto de intercambio

La disminución en la demanda causar una disminución tanto en el precio de equilibrio y la cantidad de un producto intercambiado

Los aumentos en la oferta provoca una disminución en el precio de equilibrio y un aumento en la cantidad de un producto que se intercambia

Disminución de la oferta provoca un aumento en el precio de equilibrio y una disminución en la cantidad de un producto que se intercambia.

Si lo piensas bien, cada una de estas cuatro leyes centrales tiene sentido.

Si hay más oferta de un producto en particular que la demanda de los consumidores, el precio de ese producto pasará a animar a más personas a comprar un producto.

Sin embargo, si la demanda de un producto es alta, el precio va a subir porque hay tantos productos en el mercado, y los vendedores (que buscan maximizar su propio beneficio) aumentará el precio para tomar ventaja de ese hecho.

Otra cosa importante a considerar es que las empresas siempre están tratando de dejar fuera de competencia entre sí.

Si una empresa es capaz de producir un producto por menos que sus competidores, sera capaz de cobrar un precio menor a los consumidores de ese producto, por lo tanto animando a la gente para comprar ese producto más barato.

Algunas de las maneras más comunes para disminuir los costos de producción son la mejora de la tecnología de producción, utilizando mano de obra barata, o la compra de materiales menos costosos.

Usted puede ver por qué las empresas se oponen a impuestos más altos (por ejemplo, impuestos sobre el carbono) ya que esto haría que sus productos sean más caros de producir, lo que los hace menos competitivos en el mercado global.
 

 
 

4.3 economía global vs economía local

 

 
 

 
 

Al comienzo de esta unidad, se describe la economía como el estudio de la producción, distribución y consumo de bienes y servicios.

Sin embargo, es importante estar al tanto de la escala en que la actividad económica se está llevando a cabo.

“Escala” se refiere a los límites dentro de los cuales estamos estudiando las actividades y procesos particulares.

Aunque podemos destacar numerosas escalas que permite analizar la actividad económica, los dos que vamos a enfocar son la economía local y la economía global.

Si estamos estudiando la economía local, estamos buscando a la producción, distribución y consumo que se producen dentro de una comunidad local.

El tamaño de una comunidad local puede ser tan pequeña como un vecindario o tan grande como una ciudad - no se puede negar que las actividades que estamos buscando en general se concentran en un área geográfica particular.

Como resultado, el análisis de las economías locales a menudo se centra en las pequeñas empresas y las transacciones que se producen con una comunidad.

Aunque las economías locales pueden servir como punto de análisis, también puede ser un punto de énfasis para los partidarios de la actividad económica local.

Algunos investigadores y activistas argumentan que el apoyo a la economía local es importante para el desarrollo económico y el bienestar social de los habitantes de la comunidad.

Ellos argumentan que las pequeñas empresas son más beneficiosas que las grandes empresas debido a su enfoque más sensible en las comunidades en las que se encuentren.

Ponen de relieve cómo las pequeñas empresas devuelven la prosperidad a la comunidad a través de locales, impuestos y salarios individuales.

Además, las pequeñas empresas son más proclives a apoyar el bienestar de las comunidades, ya que están más integrados en la vida de los residentes locales.

Sin embargo, los críticos argumentan que el exceso de énfasis en las economías locales pueden dificultar la integración en la economía global más grande y puede hacer que grandes corporaciones sean menos probable que se establezcan en una determinada localidad.

La economía global es un concepto muy grande para discutir y demasiado grande para discutir en detalle en este tema.

De hecho, libros enteros se han dedicado al análisis de la economía global.

A continuación se ofrece una breve reseña de los procesos económicos sucediendo a nivel mundial.

Como ya se ha discutido en varios temas previamente, el siglo XX vio la aparición de las grandes corporaciones multinacionales como actores principales en el desarrollo económico de los países.

Algunas empresas han llegado a ser tan grandes que sus propias economías rivalizan con las de los países: de las 100 mayores entidades económicas en la actualidad en el mundo, 51 son ahora corporaciones, mientras que 49 son países.

Es evidente que las empresas manejan grandes cantidades de energía.

Sin embargo, muchas personas podrían argumentar que el poder exorbitante de las grandes empresas no benefician significativamente a la mayoría de la población mundial.

Puesto que las empresas siempre están buscando lograr un beneficio, que no siempre tienen los mejores intereses de los ciudadanos en el corazón.

Un tema que llegó a la prominencia cada vez mayor en las últimas décadas es la creciente privatización del agua.

Las empresas multinacionales como Suez y Veolia han sido criticados por hacerse cargo de la provisión de agua en los países en desarrollo (tales como Sudáfrica, Colombia, etc) y hace que aumenten las tasas que los consumidores deben pagar por el agua.

Muchos podrían argumentar que un derecho básico como el agua no debe estar en manos de empresas privadas, ya que las empresas sólo buscan beneficios y no proveer de agua a las personas que no pueden pagar.

La privatización del agua es sólo una cuestión, pero hay otros casos en donde sin duda numerosas empresas multinacionales han ejercido grandes cantidades de energía para cumplir con sus objetivos de generación de beneficios a costa de los ciudadanos locales.

Y ciertamente también están los problemas ambientales que genera la economía global, que se han discutido en detalle con anterioridad.

Es el resultado del creciente poder de las corporaciones multinacionales y los gobiernos poderosos que las protestas y activismo social han surgido en todo el mundo.

Una de las protestas más famosa fue la protesta de Seattle en 1999, también llamada “Batalla de Seattle”, debido a la naturaleza violenta de los enfrentamientos entre manifestantes y la policía.

Es evidente que personas de todo el mundo se están volviendo cada vez más insatisfecho con el increíble poder ejercido por las corporaciones multinacionales y las “elites mundiales”.

Algunos incluso llaman a una “re-localización” de esfuerzos, para dar más poder a las comunidades locales sobre los asuntos que les afectan individualmente.

A pesar de que muchas soluciones se han propuesto para todos los problemas del mundo, es probable que no exista una “sola” una solución para arreglar todo.

Pero lo que podemos concluir es que necesitamos una mayor integración de las voces de las comunidades locales en cualquier camino que tomemos en el futuro.
 

 

Importancia del desarrollo local

Uno de los grandes retos para la sociedad y la economía de este nuevo siglo va a ser, sin duda, el impulsar el crecimiento y desarrollo de las estructuras sociales y económicas de ámbito local, frente al cada vez más caótico sistema globalizado que pugna por consolidarse.

La globalización es un proceso fundamentalmente económico que consiste en la creciente integración de las distintas economías nacionales en un único mercado capitalista mundial. Los modos de producción y de movimientos de capitales se configuran a escala global, mientras los gobiernos y movimientos sociales van perdiendo atribuciones y capacidades.

Este proceso, como se puede apreciar en la actualidad, genera perjuicios y desigualdades a la sociedad en su conjunto porque este nuevo modelo, que podríamos llamar “capitalismo real globalizado”, se opone a la abstracción clásica del modelo capitalista en el que reinaría el mercado libre, y la competencia perfecta impondría orden, evitaría abusos y aseguraría la eficiencia en la asignación de recursos.

Los mercados están secuestrados por los monopolios, por lo que las pequeñas y medianas empresas, generadoras tradicionalmente de empleos de calidad al utilizar mayor inversión en mano de obra que en capital como las multinacionales, se ven obligadas a abandonar este mercado desvirtuado. Por ende, las institucionales políticas, sociales o económicas locales tienen menos peso real en las decisiones de sus integrantes, motivo por el cual por no pueden articular mecanismos de defensa que les protejan.

Otros de los efectos que ya empezamos a notar de estos mercados capitalistas globales son los movimientos migratorios a los que la pobreza y las guerras impulsan a abandonar sus zonas de origen para sobrevivir, con el reclamo constante del consumismo feroz anunciado por los medios globales a cada momento. Los niveles de vida en muchos países del mundo son demasiado bajos para satisfacer las necesidades básicas de una vida digna, a la que todos los seres humanos (se nos dice constantemente) tenemos derecho.

Es indudable que la construcción de mercados globales corresponde a los intereses de las empresas globales que están minando la soberanía de los países en cuanto a decisiones económicas, políticas y sociales, ¿pero qué se puede hacer?

En primer lugar, la sociedad en su conjunto debe articular mecanismos de control que no permitan la destrucción masiva de capital de trabajo, de las materias primas planetarias, ni la influencia de multinacionales dentro del orden social y político mundial o la primacía de la propiedad privada sobre los derechos y libertades de la población mundial.

 

 
 

4.4 producto interno bruto y su distribución

 
 
 

Medida agregada que expresa el valor monetario de la producción de bienes y servicios finales de un país durante un período (normalmente, un año).

Producción final

El PIB mide sólo la producción final y no la denominada producción intermedia, para evitar así la doble contabilización. Al hacer referencia a bienes y servicios finales se quiere significar que no han de ser tenidos en cuenta aquellos bienes elaborados en el periodo para su utilización como materia prima para la fabricación de otros bienes y servicios. Por tanto, dentro de bienes y servicios finales incluimos aquellos producidos en el periodo que, por su propia naturaleza, no se van a integrar en ningún otro proceso de producción, así como aquellos otros bienes que no han llegado a integrarse en el proceso productivo a final del ejercicio aunque estaban destinados a ello (las denominadas existencias finales).

 

Valoración

El Producto Interno es el valor total de la corriente de bienes y servicios finales. Al ser el Producto Interno un agregado o suma total de numerosos componentes, las unidades de medida en que estos vienen expresados son heterogéneas (toneladas, metros, unidades, kilovatios hora, etc.). Para obtener un valor total, es preciso transformarlos a términos homogéneos lo que se consigue dando valores monetarios a los distintos bienes y servicios; el Producto Interno es pues, una operación matemática de multiplicación en la que entran dos grandes factores: uno real, formado por las unidades físicas, bienes y servicios y el otro monetario integrado por sus precios. De esta manera se concluye que un país aumentaría su Producto Interno en un 10 por 100 simplemente por haber crecido el nivel general de precios en ese porcentaje. Para evitar las distorsiones que este fenómeno provoca en las comparaciones intertemporales se recurre al PIB en términos reales al que no afectan las modificaciones en los precios ya que las unidades físicas se valoran siempre tomando como referencia los precios en un año base. Para hallar el PIB real, se divide el PIB nominal por un índice de precios conocido con el nombre de deflactor del PIB.

§  PIB nominal: es el valor monetario de todos los bienes y servicios que produce un país o una economía a precios corrientes en el año en que los bienes son producidos. Al estudiar la evolución del PIB a lo largo del tiempo, en situaciones de inflación alta, un aumento substancial de precios, aún cuando la producción permanezca constante, puede dar como resultado un aumento sustancial del PIB, motivado exclusivamente por el aumento de los precios.

§  PIB real: se define como el valor monetario de todos los bienes y/o servicios producidos por un país o una economía valorados a precios constantes, es decir valorados según los precios del año que se toma como base o referencia en las comparaciones. Este cálculo se lleva a cabo mediante el deflactor del PIB, según el índice de inflación (o bien computando el valor de los bienes con independencia del año de producción mediante los precios de un cierto año de referencia).

La distribución del (PIB) en México

En un país donde la educación y los servicios sanitarios, entre otros, todavía dejan mucho que desear, la desigualdad en el ingreso –una de las mayores del mundo– va aparejada de una desigualdad equivalente en la calidad de vida. Paradójicamente, sin educación de calidad y buenos servicios básicos se antoja difícil revertir este grave problema.

 
 

La riqueza
México es una nación con mucha riqueza. Ocupó el décimo tercer lugar en la lista de los países con mayor Producto Interno Bruto1 (pib), con un billón de dólares, en 2010.2 Este nivel se debe, en buena medida, al tamaño de nuestro país. De acuerdo a estimaciones de las Naciones Unidas, México ocupó en 2010 el décimo primer lugar en términos de población, con 113 millones de habitantes.3 No obstante, el pib por persona muestra, en los últimos 20 años, un crecimiento formidable. Durante los años sesenta y setenta le correspondió a cada habitante de México menos de dos mil dólares del PIB al año. En los primeros años de los ochenta dicha cifra tuvo un aumento, que se perdió después de la crisis de 1982. A partir de 1988, el pib por habitante inicia un camino ascendente, con un único tropezón en la crisis de 1994, para llegar a casi los 10 mil dólares por habitante en el año 20084 (ver Gráfica 1).

 

Por otro lado, México tiene 4 millonarios en la lista de los 100 hombres más ricos del mundo de la revista Forbes.5 La suma de la riqueza de estos 100 hombres es de 1.7 billones de dólares. Los acaudalados de Estados Unidos poseen 40% de este monto; les siguen los rusos, que suman 10%. En tercer lugar se encuentra México: los cuatro empresarios mexicanos de la lista Forbes tienen 7% de la riqueza de la lista de los 100 millonarios. Por cierto, Noruega, país con el mayor Índice de Desarrollo Humano de acuerdo al Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (pnud), no tiene ningún representante entre los primeros 100 millonarios y su ciudadano más rico, el empresario de bienes raíces Olav Thon, ocupa el lugar número 205. La riqueza y el desarrollo no se llevan bien.6
Otra fuente con una metodología más depurada no muestra un panorama similar. De acuerdo a un estudio que el banco Credit Suisse encargó a Anthony Shorrocks y James Davies, publicado en 2010, la riqueza7 en el mundo muestra una fuerte concentración: 24 millones de personas mayores de 20 años (0.5% de la población mundial adulta) tenían 35.6% del total de la riqueza mundial. En el otro extremo, 3 mil millones de personas (68.4% de la población mundial adulta) tenían tan solo 4.2% de la riqueza mundial. De acuerdo con esta investigación, México se ubicó en el lugar 21 en la lista de los países con mayor número de personas “muy ricas”, con 114 mil 997 adultos que —en 2010— contaban con una riqueza mayor a un millón de dólares, lo que coloca al país por arriba de Dinamarca, Finlandia y Hong Kong.8
La pobreza
Si miramos la otra parte de nuestra realidad encontraremos que, de acuerdo al Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL) —organismo público descentralizado de la Administración Pública Federal encargado de evaluar el nivel de pobreza en México—, 81% de la población en 2010 era pobre o vulnerable, es decir tenía una o más carencias sociales.9 El CONEVAL mide la pobreza de manera multidimensional, esto es a partir de seis indicadores de carencia social: alimentación, educación, salud, seguridad social, calidad de la vivienda y servicios básicos en la vivienda. La población pobre o vulnerable en México tuvo, en promedio, 2.3 carencias sociales. Si analizamos con mayor detalle la alimentación, por ejemplo, de acuerdo con el CONEVAL, 25% de la población tuvo en 2010 inseguridad alimentaria, es decir, sufrió la falta de alimento o tuvo poco alimento y de baja calidad, y por lo tanto llegó a experimentar hambre.10
A pesar de ello, la Organiza­ción Mundial para la Agri­cultura y la Alimentación (FAO, por su siglas en inglés) muestra en su informe “El estado de la inseguridad alimentaria en el mundo 2011” que el nivel de personas desnutridas en México es “estadísticamente no significativo”.11 Si bien el concepto de desnutrición es distinto al de inseguridad alimentaria (la FAO define la desnutrición como “la ingesta de alimentos que no permite cubrir las necesidades energéticas mínimas”12), me parece que México sí debería estar incluido en esta lista. Si asumimos que la población con inseguridad alimentaria, de acuerdo con el coneval, no logra cubrir las necesidades energéticas mínimas y, por lo tanto, está desnutrida, México ocuparía el séptimo lugar con mayor número de personas con hambre en el mundo y el lugar número 27 en cuanto al porcentaje de personas que sufre este flagelo, empatado con Botswana, Camboya, Madagascar y Pakistán.13

La desigualdad en el ingreso
Preguntar a las familias sobre su ingreso no es una tarea sencilla. Muchas de ellas, en especial aquellas se ubican en los sectores altos, no divulgan el monto de sus percepciones por temor a las autoridades hacendarias o por seguridad personal. Por ello, es muy probable que las encuestas que miden el ingreso familiar tenga un subregistro, es decir que se declaren menos ingresos de los que realmente se perciben.
A partir de 1983 el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI) ha levantado la “Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares” (ENIGH), en los años de 1983-1984 y desde 1992 cada dos años, con excepción de 2005, cuando por razones del calendario político en México se levantó una de ellas de manera extraordinaria. La última ENIGH disponible es la de 2010.14
De acuerdo con los resultados arrojados por la ENIGH de 2010,15 el promedio de ingreso mensual por familia en México era de 12 mil 163 pesos. Si distribuimos a todas las familias mexicanas en 10 grupos iguales, ordenadas según su ingreso desde las que menos percibieron hasta las que más percibieron —lo que se conoce como “ordenar por deciles”—, tenemos que el 10% más pobre, es decir el primer decil, tuvo una percepción media de 2 mil 149 pesos mensuales. En el otro extremo, el 10% de las familias más ricas —el decil más alto— tuvo una percepción promedio de 41 mil 927 pesos mensuales, casi 20 veces más que los más pobres.
Entre los países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), México es el que revela la mayor distancia entre las familias que menos ganan y las que más ganan, por arriba de Chile, Israel, Turquía y Estados Unidos. México es un país muy desigual en materia de ingresos.16
Si dividimos al 10% de las familias más ricas en 10 grupos de igual tamaño, es decir, si desglosamos al decil más alto y obtenemos centiles, tenemos que el 1% de las familias más ricas del país, poco más de 290 mil, tuvieron en 2010 un ingreso mensual de 101 mil 217 pesos, esto es, 47 veces más que el 10% más pobre (ver Cuadro 1).


Estas cifras ya nos muestran una desigualdad importante; no obstante, antes de derivar más conclusiones, debemos preguntarnos: ¿es correcto el monto de ingreso promedio de las familias más ricas de México?
De acuerdo al Manual de percepciones de los servidores públicos de las dependencias y entidades de la Administración Pública Federal, publicado por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público el 31 de mayo de 2010 en el Diario Oficial de la Federación, los directores de área podían tener una percepción ordinaria bruta (sueldo base más compensación garantizada) de entre 47 mil 974 y 95 mil 355 pesos al mes. Por arriba de este puesto se ubican los directores generales y coordinadores generales, jefes de unidad, oficiales mayores, subsecretarios y secretarios de Estado, cuyo rango de sueldo va de los 85 mil 889 a los 205 mil 222 pesos mensuales.17
Sin embargo, de acuerdo a los datos originales de la ENIGH 2010, el ingreso mensual promedio de los hogares cuyo jefe de familia era “alta autoridad del sector público o privado”, fue de 44 mil 192 pesos mensuales.
En el sector privado, los sueldos de las altas autoridades son aún mayores. De acuerdo al Informe anual de gobierno corporativo 2010 del Banco BBVA, la percepción media que recibió cada uno de sus principales altos directivos durante el año 2010 fue de 2.5 millones de pesos mensuales. Entre ellos se encuentra el director general de bbva Bancomer de México.18 No obstante, su principal competidor tuvo un ingreso mucho mayor: el director general para México y Latinoamérica de Citigroup percibió, en el mismo año, un sueldo de 570 mil pesos mensuales, más una compensación variable anual por 7 millones 450 mil dólares19, es decir, en total percibió 8.3 millones de pesos mensuales.20 La diferencia entre el ingreso del director general de este grupo financiero y el de un cajero es de 1 a 3 mil 260, una distancia fuera de toda proporción y que raya en la inmoralidad.
 

 

Todo parece indicar que las cifras de la ENIGH presentan un subregistro que debe corregirse. A esta conclusión llegaron tanto Ifigenia Martínez de Navarrete en los años cincuenta y sesenta, como Oscar Altimir en las décadas de los sesenta y setenta.21

 
 
4.5 Externalización e internalización de costos
 
Externalización se produce cuando una empresa traslada ciertas actividades de las empresas a las localidades extranjeras para tomar ventaja de una legislación laboral flexible, materiales más baratos de producción, las condiciones económicas beneficiosas o laxas regulaciones ambientales.
Internalización de los costos se refiere al proceso de incorporar las preocupaciones sociales y medioambientales en los modelos económicos para que las empresas debidamente den cuenta de ellos.
Aunque estos conceptos no parecen tener relación a primera vista, este tema hará hincapié en cómo los dos están relacionados.
La externalización se ha hecho más posible, debido a que las empresas en los últimos cincuenta años han tenido una disminución de los costos de transporte y por la naturaleza cada vez más interconectada del mundo.
Las empresas han comenzado a reconocer las diferentes condiciones inherentes a las diversas naciones del mundo, y se han dado cuenta que pueden tomar ventaja de estas diferencias.
Por ejemplo, las leyes de trabajos entre los países pueden ser muy distintas.
El creciente protagonismo de los sindicatos en los Estados Unidos antes de 1950, dio a los empleados más poder sobre sus empleadores.
Dado que los empleadores eran limitadas, ya que sólo podría recurrir a los empleados dentro de su país de origen, tuvieron que ceder a muchas de sus demandas y ofrecer salarios justos y mejores condiciones de trabajo.
Sin embargo, mientras el mundo se hizo más globalizado, se diieron cuenta de que las poblaciones en otras partes del mundo estaban acostumbrados a salarios más bajos y leyes laborales más flexibles.
Por lo tanto, a menudo ahorran dinero las empresa al reubicar algunas de sus actividades corporativas a un país más flexible en el que puede pagar a los empleados menos y no tiene que preocuparse de que muchas regulaciones.
Por ejemplo, la fabricación de automóviles en los EE.UU. en la década de 1970 comenzó a subcontratar la producción de componentes de automóviles a México, donde las leyes laborales son más flexibles.
Sin embargo, las consecuencias de la externalización han sido la pérdida de poder de los empleados y la disminución de los salarios para el trabajador promedio.
En algunos países se han dado cuenta de la importancia de atraer empresas a su nación, por lo que han creado ambientes de negocios que hacen que el costo de hacer negocios en su localidad más barata.
Por ejemplo, China ha desarrollado las Zonas Económicas Especiales (SEZ) en donde no existe un salario mínimo y prácticamente sin regulaciones laborales.
Las empresas por lo tanto, son capaces de beneficiarse de pagar a los trabajadores en las Zonas Económicas Especiales salarios muy bajos sin tener que preocuparse acerca de las regulaciones y la seguridad del trabajador.
Sin embargo, estas condiciones han sido relacionadas con las deplorables condiciones de trabajo y las altas tasas de suicidio para los trabajadores.
Por ejemplo, la ciudad de Shenzhen de China, donde por ejemplo las condiciones de trabajo existentes, los empleados han recurrido al suicidio para que sus pólizas de seguro de vida, proporcionen a sus familias con unos ingresos muy necesarios.
Tales prácticas empresariales ponen en tela de juicio la ética de la política laboral de solo dar una intención de beneficios económicos a las empresas, mientras por otro lado se da la explotación de los trabajadores.
Otra de las ventajas del outsourcing es que las compañías pueden tomar ventaja de leyes ambientales laxas.
Por ejemplo, algunos países en el mundo en desarrollo han reducido sus leyes ambientales, que permiten a las empresas que emiten grandes cantidades de contaminación a trasladarse a sus localidades.
Tales empresas suelen contaminar los lagos y ríos, fuente de agua potable, los bosques y los hábitats naturales.
Sin embargo, estas prácticas también obstaculizan los esfuerzos por aplicar adecuadamente los costos ambientales.
Al atraer a las empresas a la localidad mediante la reducción de las leyes ambientales, los países son, básicamente, los que permiten la contaminación pasar desapercibido en cuenta de el balance de una empresa.
Y puesto que el beneficio es el motivo principal para las empresas, los países con severas leyes ambientales son menos atractivos.
Para tener en cuenta debidamente por el medio ambiente en los balances de empresas, los países deben ser capaces de imponer los costes ambientales en las empresas por contaminar y destruir el medio ambiente.
Sin embargo, el enorme poder que las corporaciones tienen en el entorno mundial actual no deja muchas oportunidades para que estas perspectivas sean reconocidas
 
 
 
4.6 obsolescencia planificada y percibida
 
 
La obsolescencia planificada y la obsolescencia percibida percepción son dos conceptos que se relacionan con la vida útil de un producto en particular.
La diferencia es que la obsolescencia planificada se refiere a intentos deliberados por las empresas para la fabricación de productos que se convierten en obsoletas después de un cierto período de tiempo, mientras que la obsolescencia percibida se refiere a intentos deliberados por las empresas para inculcar en la gente el deseo de adquirir continuamente nuevos productos para mantenerse al día sobre las últimas tecnologías y las tendencias en general.
En cierto sentido, ambas formas son un tipo de “obsolescencia planificada”, donde el primero es más técnico y el último es más social.
La obsolescencia planificada es un concepto que se remonta a la década de 1920, a pesar de que no ganó una gran popularidad hasta alrededor de la década de 1950.
Su objetivo es crear a largo plazo un aumento en ventas al obligar a los consumidores a comprar constantemente nuevos productos.
De esta manera, las empresas pueden generar más beneficios a través de las compras repetidas por los consumidores.
Esto se logra al fabricar un producto de tal manera que no se vuelvan funcionales después de un período de tiempo especificado.
Esto se puede hacer mediante el uso de materiales de baja calidad o la utilización de un diseño que a la larga obligará a los productos su degradación.
Por ejemplo, una empresa de fabricación de teléfonos celulares sólo pueden utilizar las partes que duran unos pocos años, lo que significa que los consumidores tendrán que comprar constantemente nuevos teléfonos móviles con el tiempo.
Otro ejemplo es cuando las compañías de software se agotan en muchos de sus productos para obligar a los consumidores a comprar la nueva tecnología.
Obsolescencia percibida son intentos de obligar a los consumidores a comprar nuevos productos para mantenerse al día y en la moda.
Las empresas a menudo han sido muy eficaces en el desempeño de los temores de la gente de ser percibido como anticuados por sus compañeros.
En la sociedad de consumo actual, las personas sienten a menudo que los productos que poseen son una parte importante de su identidad.
Por lo tanto, las empresas utilizan los anuncios y muy orquestadas campañas de marketing para mostrar a los consumidores como la compra de los productos más recientes mejorará su identidad y elevara su posición dentro de sus redes personales.
La industria de la moda ha sido muy eficaz en la imposición de obsolescencia percibida, como las tendencias de la moda está cambiando constantemente.
La gente a menudo se sienten inclinados a comprar una prenda de vestir, ya que encaja con las últimas tendencias.
En realidad, toda la ropa tiene el objetivo funcional de protegerse contra los elementos naturales.
Sin embargo, la industria de la moda ha vinculado la ropa a la identidad de tal manera que los consumidores estan a menudo preocupados constantemente de ser percibido de forma negativa por los demás en la sociedad.
Como resultado, la obsolescencia percibida impone la presión social para adquirir un nuevo producto.
Ambas formas de obsolescencia son destructivas, tanto en términos psicológicos y ambientales.
Psicológicamente, presionando a las personas a comprar la última tecnología o producto infunde la insatisfacción constante con la gente por sus posesiones personales.
El medio ambiente, presiona a las personas a comprar cosas nuevas constantemente y esto causa gran estrés sobre el medio ambiente.
Dado que los nuevos productos que continuamente aparecen a un ritmo sin precedentes y aumenta la contaminación para cumplir con la demanda de los consumidores.
Sostenibilidad en el futuro debe superar los problemas de obsolescencia y tratar de animar a los usuarios a comprar los productos que duran largos periodos de tiempo, de modo que menos recursos del medio ambiente se utilizen en el largo plazo.
Sin embargo, alentar a las empresas a adoptar estos ideales es difícil debido a las enormes ganancias que se obtienen de los consumidores al comprar nuevos productos constantemente.
 
 

 
 
4.7 Valoración Económica de Servicios Ambientales
 
La importancia de los servicios ambientales ha sido discutida previamente en el tema 2.6.
Sin embargo, la valoración económica de estos servicios sólo se insinuaba en el anterior.
En este tema se profundizará un poco más en cómo utilizar la economía para promover el desarrollo ambientalmente sostenible.
Como se expuso anteriormente, los servicios ambientales son procesos que ocurren en la naturaleza que proporcionan beneficios a la humanidad.
Por ejemplo, los ríos de agua dulce proporcionan los recursos hídricos para el consumo humano y los beneficios culturales, a veces en una forma de recreación (por ejemplo, ir de excursión junto a la orilla del río).
Otro ejemplo sería el papel de los bosques en la extracción de carbono de la atmósfera y su sustitución por oxígeno.
Sin los servicios ambientales, el desarrollo económico no sería capaz de producir, las empresas sí necesitan el ambiente natural para proporcionar recursos, regular la contaminación, y otras actividades importantes.
Aunque las empresas son excepcionales en la regulación del desarrollo de los recursos a corto plazo, a menudo son incapaces de incorporar los impactos ambientales a largo plazo en sus modelos de negocios.
Esto es especialmente el caso cuando la degradación del medio ambiente es difícil de probar, o cuando el impacto ocurrirá tan lejos en el futuro que este aparentemente no tiene importancia (como el cambio climático).
Debido a estas limitaciones en las prácticas comerciales actuales, muchos científicos argumentan esto para la valoración económica de servicios ambientales.
Es decir, los costos de la degradación ambiental debe tener un valor monetario para que que las empresas más inclinadas a incluir el medio ambiente en sus prácticas empresariales.
Por ejemplo, una fábrica cerca de un río de agua dulce podría estar emitiendo residuos peligrosos en el agua.
Un partidario de la valoración económica de servicios ambientales sostiene que deberíamos dar un valor monetario a los peces en el río, el costo de la eliminación de la contaminación del ecosistema local, y el valor cultural que el río ofrece a los residentes cercanos.
Como puede ver, esa valoración de los elementos intangibles puede ser difícil (por ejemplo, la determinación de una representación justa monetaria por el valor cultural del sistema fluvial), pero puede ser muy eficaz en la determinación de los costos reales de la degradación ambiental.
Para ayudar a apoyar la valoración adecuada de servicios de los ecosistemas, muchos investigadores han llamado a los gobiernos a cumplir determinadas normas económicas para obligar a las empresas a cumplir con ciertos estándares ambientales.
Hay numerosas políticas que los gobiernos podrían implementar para lograr esto, pero los tres más grandes son los impuestos, las subvenciones, y el voluntariado.
Los impuestos significa la aplicación de una sanción monetaria (o impuesto) sobre determinadas actividades que degradan el medio ambiente.
Por ejemplo, en Europa, los gobiernos han instituido un impuesto al carbono para compensar las emisiones que la combustión de gasolina libera a la atmósfera.
Los subsidios son incentivos económicos que los gobiernos pueden proporcionar a las empresas para iniciar pro-políticas ambientales.
Por ejemplo, un gobierno podría ofrecer una compensación monetaria por la compra de tecnología de energía más eficiente en una fábrica en particular.
Por último, el voluntariado es una política de información a empresas y particulares sobre la degradación del medio ambiente que determinadas actividades puede tener.
En este caso, la responsabilidad recae sobre la empresa individual a instituir las medidas ambientales recomendadas.
Por lo tanto, el gobierno tiene un papel importante como regulador del desarrollo económico, sino que también puede incorporar los servicios ambientales en los balances de las empresas.
Las políticas que el gobierno adopta son fundamentales en la conformación de cómo las empresas hacen negocios.
 
 

No comments:

Post a Comment

Post a Comment